LEÓN CAPITAL ESPAÑOLA DE LA GASTRONOMÍA 2018


El Jurado reconoce la excelencia de las ofertas gastronómicas de León y Cuenca y lamenta "que sólo pueda declararse una ganadora porque ambas son dignas merecedoras del título"

 

El Jurado insta a la ciudad de León a coorganizar o compartir eventos con Cuenca, la otra ciudad finalista

 

El galardón Capital Española de la Gastronomía 2018 ha recaído en  la ciudad de León, imponiéndose sobre la otra candidata, Cuenca, en la final más competida de las 7 ediciones celebradas desde 2012

 

 

El Jurado -presidido por José Luis Yzuel, presidente de FEHR y por Mariano Palacin, presidente de FEPET- quiere destacar en su veredicto: "el extraordinario nivel de ambas candidaturas con unas propuestas de actividades para 2018 que destacan por su variedad y creatividad, con más de 100 eventos gastronómicos a celebrar a lo largo del año lo que interesará y atraerá a numerosos visitantes". El Jurado asimismo destaca que "los valores gastronómicos de León y Cuenca se manifiestan en su cocina de perfil propio e identitario,  con productos alimentarios propios,  únicos por su proximidad, excelencia y calidad, avalados por el reconocimiento del mercado. La atractiva oferta turística de las dos ciudades las convierten en destinos turísticos de interés, líderes en el sector del turismo de interior, de fácil conectividad a través de AVE, con un  patrimonio natural y monumetal únicos y con un sector de la hostelería que destaca por su profesionalidad, competencia y cordialidad". 

 

El Jurado, asimismo, agradece "la determinación del Alcalde de Cuenca, Angel Mariscal,  y del sector hostelero conquense al mantener su aspiración al galardón con la presentación por segunda vez de la candidatura a CEG. Por todo ello, el Jurado insta a la ciudad de León a que invite a la ciudad de Cuenca a compartir alguna actividad o a coorganizar un evento para fortalecer así los lazos de amistad y hermandad que la gastronomía es capaz de tejer. Ambas ciudades, Cuenca y León, se merecen este galardón porque atesoran grandes valores culinarios y han presentado candidaturas muy potentes."

 

Estrellas gastronómicas. El Jurado reconoce el excelente Dossier de Candidatura (248 páginas) presentado bajo el lema "Manjar de Reyes", y expresa su "satisfacción por el extraordinario apoyo popular movilizado en torno a la candidatura, manifestado por las casi 2.000 adhesiones de personalidades de los ámbitos institucionales, políticos, sociales, culturales, mediáticos, etc, sin duda un importante activo de la candidatura". En el Dossier se recogen diferentes platos que configuran el universo de estrellas de la cocina leonesa: el Botillo, el picadillo, las carnes de vacuno, la caldereta de cordero y cordero en chanfaina; el bacalao al ajo arriero; la sopa de trucha y sopas de ajo; el Cocido montañés, el Cocido maragato o la olla ferroviaria; las Ancas de rana de la Bañeza; el Batallón de Valencia de Don Juan; la Tortilla guisada de Valdevimbre; las Empanadas valoran productos como la cecina, el botillo, carne y quesos, frutas, verduras y legumbres que constituyen la despensa leonesa con su exquisita variedad de productos en una oferta de productos delicatessen: 3 sellos con Denominación de Origen; 9 sellos de Indicación Geográfica Protegida y 6 sellos de Marcas de Garantía y 1 sello de Marca Colectiva. 

 

Propuestas innovadoras. Entre las propuestas innovadoras y singulares que León plantea, destacan:  establecer una sede permanente de la Capitalidad, en el edificio histórico Casa de las Carnicerías, en el corazón del barrio del Húmedo, donde se desarrollarán la mayoria de actividades del programa de 155 previstas celebrar en los 12 meses del calendario. Asimismo plantea la iniciativa de batir el Record Guinness del plato de cecina más grande del mundo a cargo de cortadores profesionales; organizar las jornadas de formación "Minimal" para hosteleros sobre gastronomía en minatura y organizar una jornada con menú gastronómico saludable que se distribuirá en todos los hospitales de la capital leonesa y de dedicar cada mes a un producto específico "(Mes del botillo, del lechazo, las alubias-garbanzos-lentejas, la cecina, etc.).

 

CUENCA, LA COCINA ENCANTADA

 

El alcalde de Cuenca Angel Mariscal en una carta dirigida al Jurado es el mejor introductor la oferta gastronómica de la ciudad: "Para el deleite de sus paladares podrán degustar la cocina conquense tradicional, como son los pucheros, el zarajo, el ajo arriero, el morteruelo, el queso, las tapas y raciones, los vinos, las cervezas tradicionales, y los postres como el alajú… Pero también la cocina creativa y de autor, de la mano de jóvenes promesas culinarias". 

 

La oferta de Cuenca se concentra en un sintético dossier de 36 páginas donde se recogen las principales iniciativas de la ciudad manchega. El escaparate de platos conquenses/manchegos es abundante y despierta el interés de quienes aman la buena cocina, basada en el fundamento de la sabiduría popular.  

 

La Cocina tradicional es el santo y seña de la oferta conquense: el morteruelo con sello y ADN conquense, el cordero a la caldereta o asado al estilo Cuenca;  los zarajos, plato único de la zona; el ajo arriero de bacalao; las judías blancas con perdiz, el empedrado, el cocido, la garbanzá, el cordero cocido con patatas, el pisto.… La caza de la Serranía: los ciervos, venados y jabalíes generan una variedad de embutidos. La caza menor donde destaca el escabeche de perdiz, la codorniz y los pichones, conejos y liebres; sabrosos guisos de buenos platos con judías y hortalizas de las huertas del Huécar. Postres que seducen como el genuino  alajú con-quense, las bizcochás y tortas de manteca, los melindres, las rosquillas de aceite, los nochebuenos o las yemas alcarreñas.

 

El prestigio de los productos de Cuenca se pone de manifiesto en el Dossier. Cuatro DO del vino: La Mancha, Manchuela, Uclés y Ribera del Júcar junto a la IGP Tierra de Castilla y el Pago de Calzadilla. En la provincia se acumulan materias primas relevantes con Indicación Geográfica Protegida: de Azafrán de La Mancha, el Ajo de Las Pedroñeras el Cordero Manchego, el Aceite de la Alcarria, Miel de Cuenca, Miel de la Alcarria, y Cordero de la Serranía de Cuenca. Y justo es mencionar los frutos de sus huertas como pepinos y tomates, la micología (níscalos y los champiñones de La Manchuela) o las aguas minerales de la Serranía.